Los nuevos informes que van publicándose desde IFR lo confirman: 2018 ha sido el año de los robots industriales, alcanzado a nivel mundial -el mayor de toda la historia- que asciende a más de 384.000 unidades vendidas. Mientras que China sigue contando con el dominio a nivel mundial de la cuota de ventas, representando más del 35% de todos los robots, Estados Unidos y Europa aceleran su carrera con un fuerte incremento de las ventas respecto al año anterior.

A nivel mundial, las ventas en 2018 aumentaron solo un 1% interanual, muy por debajo de las expectativas, debido principalmente a la desaceleración de las ventas en los sectores de automoción y electrónica, que representan el 60% de las ventas globales de robots industriales en 2018. Ambas áreas están bajo presión. Las ventas de automóviles en China -el mayor mercado a nivel mundial- cayeron, en parte, debido a la incertidumbre sobre el desarrollo del mercado de automóviles eléctricos. Por otro lado, la electrónica de consumo sufre también una dura recesión dado que, por primera vez en muchos años, la demanda de teléfonos inteligentes se ha estabilizado. Como resultado, la inversión en robot industriales disminuyó un 6% en el sector automotriz y un 8% en el sector eléctrico y electrónico respecto al año anterior.

El fuerte crecimiento en Estados Unidos y en Europa.

A pesar de las dificultades en las industrias automotriz y electrónica, las ventas de robots industriales en los Estados Unidos y en Europa aumentaron fuertemente en 2018. Las ventas en Europa crecieron un 7% respecto al año anterior encabezadas por Alemania, el quinto mercado más grande para robots, donde aumentaron un 30% en comparación con 2017. A diferencia de otros países, las ventas de robots a la industria automotriz en Alemania aumentaron a más del doble en 2018.

Las ventas en 2018 en EE.UU. aumentaron un 15% respecto a 2017, casi el doble del incremento anual promedio del 8% experimentado entre 2012 y 2017.

A pesar de ello, China continuó siendo la potencia dominante en las ventas de robots industriales, alcanzando la cifra de 133.000 robots, más que la suma de las ventas de Japón, EE.UU. y Corea. Aun así, las ventas de robots en China fueron un 4% más bajas que el año anterior, debido principalmente a los factores señalados con anterioridad.

China continuó dominando las ventas de robots. Más de 133,000 robots se vendieron en China en 2018, más que los tres mercados siguientes (Japón, Estados Unidos y Corea) combinados. Las ventas de robots en China fueron un 4% más bajas que en 2017. Esto se debe en parte a una disminución en las ventas a los sectores de automoción y electrónica en China.

La adopción de la industria se diversifica impulsada por las nuevas capacidades de los robots

Aunque las industrias de la automoción y electrónica representaron el 60% de todas las ventas, en 2018 se han empezado a observar una diversificación de las ventas hacia otras industrias que, hasta ahora, no habían comenzado a automatizarse. Por ejemplo, las ventas dirigidas al sector alimentos y bebidas aumentaron un 25% a nivel mundial y un 64% en los EE.UU, y las ventas de robots al sector farmacéutico aumentaron hasta casi el 60% en el mismo territorio. Este gran crecimiento tiene una relación estrecha con los avances y desarrollos técnicos en robótica, en especial con las mejores en el agarre con pinzas, tecnologías de visión artificial y programación. Estas mejoras promueven la mejora de la rentabilidad en la inversión de robots, haciéndola cada vez más rentable.

En China, por ejemplo, los sectores metalúrgico, químico y plástico han experimentado también una tendencia hacia la automatización.

Continúa la perspectiva positiva

Las tendencias geopolíticas y globales continuarán afectando el desarrollo de las ventas de robots, al igual que cualquier otro mercado.

Por ejemplo, la incertidumbre sobre la política comercial de los EE. UU. Con respecto al Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte podría haber contribuido a disminuir las ventas de robots en Canadá y México en 2018. Más del 50% de las ventas de robots en la región de América corresponde a fabricantes de automóviles, que estaban sujetos a Incertidumbre sobre los aranceles durante las negociaciones del TLCAN en 2018.

Sin embargo, el IFR predice una perspectiva positiva continua para la adopción de robots a nivel mundial. China, el mercado líder para robots, tiene un sector manufacturero extremadamente diverso que lo protege en cierta medida de los cambios geopolíticos. Aunque China es el mercado de automóviles más grande del mundo, la manufactura automotriz solo representa el 7.5% de las ventas de manufactura de China. Hay más de 100 sectores de fabricación en China, muchos de los cuales apenas han comenzado a automatizarse.

Los robots son cada vez más versátiles y aplicables a nuevos sectores de fabricación y a nuevas tareas en sectores como la fabricación de automóviles que ya han automatizado la producción primaria. Por ejemplo, los robots industriales colaborativos están permitiendo a los fabricantes de automóviles ayudar a los trabajadores a completar las tareas de ensamblaje final. Los robots colaborativos trabajan junto con los trabajadores, asumiendo el trabajo pesado y las tareas tediosas que a menudo llevan a la tensión muscular y las quejas crónicas de la espalda de sus colegas humanos.