Creemos que en la fase decisoria de una inversión, el cliente tiene, por naturaleza, aversión al riesgo a la hora de invertir. Aunque en nuestro caso la experiencia es un factor decisorio clave para la mayoría de nuestros clientes, creemos que el alquiler de un robot con opción a compra da un plus a muchas empresas que no lo tienen claro todavía, bien porque no tocan lo que “ya funciona” o bien porque la inversión es (o era) demasiado alta. No leemos el futuro, pero estamos casi seguros que el paso irremediable en una empresa para ser competitiva es la automatización de procesos.